Mujeres y la triple moral

Por José Luis Ramírez

Si viviera Sor Juana Inés de la Cruz sería feminista. Traería un pañuelo verde y morado enredado al cuello, y pintaría con redondillas en todos los muros que encontrara a su paso: “hombres necios que acosáis…” Claro, se armaría un escándalo como los que se suscitaban en el año 1700 cuando se republicaba su obra literaria en España 

Trecientos años después, la doble moral embadurnada de ignorancia, se rasga el corsé –palabra de origen galo que significa en el bajo barrio: “calzón apretado”- y grita a los cuatro vientos (que suelen ser tres, el de oriente y el poniente -aclaro, uso una licencia literaria de mi querido poeta Vicente Huidobro), bueno también gruñe: ¡no toquen los muros y las esculturas! Pero en voz baja, murmura: mujeres, y niñas sí. Extraño rostro de la perversión.

A Sor Juana, estoy seguro que no le importaría protestar sin hábito, si se salvarán las 11 mil niñas de entre 10 y 14 años que son violadas y abusadas cada año en nuestro país. Plañir, es un buen verbo para quienes sueltan una lagrimita por aquí y otra por allá porque se pintarrajean las paredes, no importa que denuncien el duelo y sangre que padecemos. No importa que los hogares sean el matadero de vida y sueños de miles de niñas y mujeres. El tema es mostrar indignación por la cantera rosa y el metal, y no por el alma humana.

La simpleza, o quizá el estado primario de la inteligencia, se manifiesta cuando reprueban los misóginos, la denuncia de las feministas y se ponen de puntas en sus zapatillas, para señalarlas como vandálicas, pero no son capaces de ni de respirar cuando la lista de homicidios de mujeres crece como su bufonesco enojo. Guanajuato ocupa el primer lugar de asesinatos de mujeres con 339, y ni un pujidito al estilo de María Victoria exclaman. 

Dice Silvio Rodríguez “qué fácil es engañar al que no sabe leer ….”.  Los datos son duros y fríos: solo 14 casos de los asesinatos mencionados fueron clasificados por la FGE como feminicidio. ¿Eso les enoja? Claro qué no, pero una marcha de mujeres y rostros cubiertos les produce urticaria en el hemisferio suroriente de su cubierta cerebral.

Celaya hasta el mes de noviembre ocupa el cuarto lugar a nivel nacional con el mayor número de homicidios dolosos, claro entre los muertos, hay mujeres y niñas. Y l@s amantes de las turbias costumbres escriben desde la comodidad del “feis”, su desaprobación a quienes piden paz y seguridad, pero enmudecen ante la corrupción que desde hace años ha permitido la impunidad y la falta de procuración de justicia. Prefieren las fosas clandestinas, a los muros públicos pintados con demandas de justicia. 

La organización Aldeas Infantiles SOS, hace unas semanas señaló que, por cada mil casos de abuso a menores se denuncian 100 y solo van 10 a juicio. Y de estos, solo UNO, reitero UNO, llega a condena. Sí, México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil con 5.4 MILLONES DE CASOS por año. ¿Qué tan buenas son esas conciencias que no se atreven a señalar esta tragedia nacional, pero sí un cristal roto o una estatua con pintada de verde y violeta?

Esos gritos de arrabal, que censuran enmascarados desde redes sociales, a las mujeres que protestan, ¿qué dicen sobre el incremento en casos de violencia contra menores de edad y mujeres? Desde el comienzo de la pandemia, marzo se han recibido 115 mil llamadas de emergencia por abusos contra mujeres, niñas y niños, y no son temas menores: abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja, y violencia familiar. Embozados desde “feis” y su pésima ortografía, no se pronuncian en contra de esos agresores que suelen ser los abuelos, padrastros, tíos, primos, hermanos o cuidadores de los niños afectados, en su primera infancia. No, ese lujo de valor y humanidad no es lo suyo.

Sor Juana debe ser odiada por est@s patibularias figuras del medioevo oscurantista, adictos a la necrofilia y a los muros y vidrios inmaculados. ¿Les importa que la cifra de agresiones baje o aumente? ¿Les importan los datos y las estadísticas, los ríos de dolor y sangre que han dejado? Claro qué no, su desaprobación es solo una expresión de odio a las mujeres, quizá Freud, tenga la respuesta, no los amamantaron, o finalmente, sean como los alebrijes, hechos por manos humanas con cartón y colores brillantes, pero huecos como un farol chino.

Revolcadero.

Solo Alianza Ciudadana Celayense ha postulado MUJER como aspirante a la presidencia municipal. Diez partidos políticos postularán hombres. Si de pantalones se tratara, Celaya sería otra cosa. La política también suda machismo y poca inteligencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: