En caso de Leo Reyes, Poder Judicial coludido con Zamarripa

San Miguel de Allende, Gto. – Este martes los abogados de la familia Reyes realizaron una rueda de prensa para exponer  que la jueza Mónica Olmos rechazó reabrir la carpeta por el homicidio de Leonardo Reyes, el joven migrante asesinado por elementos de las FSPE, denuncian hay complicidad entre el Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, quien a su vez protege a la Secretara de Seguridad Pública del Estado, buscan dar carpetazo al caso.

Están por cumplirse dos años del asesinato de Leonardo Reyes y la justicia no llega. “Leo”, como le decía su familia de cariño, murió de un disparo en el torax a manos de  elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, el joven acababa de llegar de Estados Unidos, donde residía legalmente, para pasar las fiestas decembrinas con su familia, sin embargo, fue señalado como parte de un grupo delincuencial que operaba en la zona y realizaba asaltos a automovilistas. 

La madrugada del 13 de Diciembre Leonardo Reyes se encontraba a la orilla de la Carretera San Miguel a Guanajuato llamando a su novia quien se encontraba en Estados Unidos cuando de pronto fue detenido por elementos de las Fueras de Seguridad Pública del Estado,  al parecer Leo se asustó y trató de huir de aquellos hombres que a simple vista parecían policías pero que no tenía certeza. Su huida concluyó cuando recibió un disparo por la espalda y chocó contra un árbol de no más de 2.5 mts. Su familia llegó al lugar después de escuchar los disparos pero tampoco supieron como actuar por lo que permanecieron escondidos detrás de unos arbustos. Leo agonizó por un tiempo indeterminado, los policías jamás solicitaron una ambulancia que corroborara el deceso del joven, solamente esperaron por más de 9 horas a que saliera el sol y llegaran los peritos de la Fiscalia General del Estado de Guanajuato. 

En las fotos que algunos vecinos lograron tomar ya con la luz del sol, se observa una camioneta negra a medio camino mientras el cuerpo de Leo cuelga del lado del chofer con una mano hacia el exterior. La imagen fue difundida por los familiares y pronto se reunieron vecinos de otras comunidades y testigos. El cuerpo fue levantado con premura después de permanecer más de 9 horas. Horas más tarde la Secretaria de Seguridad  Pública del Estado emitió un comunicado donde señalaba que  un masculino había sido asesinado por elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado en un enfrentamiento en el cual se aseguraron dos armas de fuego. 

Aquel 13 de Diciembre comenzó para la familia Reyes Cayente un viacrucis, pese a que la Procuraduría de los Derechos Humanos emitió una serie de recomendaciones en las que se determina hubo uso excesivo de la fuera letal, además de la omisión de los policías por no atender a Leonardo y no haber reportado a sus superiores el caso, judicialmente no se ha  procedido en contra de los policías- 

El 25 de Marzo pasado la agente del Ministerio Público, Ramona Álvarez Pérez determinó que la Fiscalía General del Estado de Guanajuato no ejercería acción penal en contra de los seis elementos del Grupo Táctico Operativo de FSPE que dio muerte a Leo Reyes el pasado diciembre del año 2018 en la Comunidad Corralejo de Abajo en San Miguel de Allende. 

Guadalupe Cayente, madre de Leonardo Reyes,  fue notificada hasta el 14 de Agosto sobre la resolución por lo que en tiempo y forma solicitó la impugnación, sin embargo, la jueza de control, Mónica Edith Olmos Muñoz, desechó la solicitud argumentando que la notificación se entregó el 17 de Julio en la puerta del domicilio, aunque esta nunca fue vista por persona alguna de la comunidad. 

Los argumentos contra el archivo del expediente son:

  1. La Fiscal Ramona Álvarez es reconocida como una autoridad violadora de derechos
    humanos por la PDHEG (expediente 83-18-D), que juzga y desvaloriza a testigos, sin
    tener fundamento científico y tecnológico; además, carece de objetividad siendo que
    fue ella misma la que archivó el asunto.
  2. Existen contradicciones en los dos dictámenes en materia de necropsia en donde se
    cambiaron las trayectorias de los proyectiles que impactaron a Leonardo. En un
    dictamen se especifica una dinámica de entrada y salida de proyectil, y en el segundo,
    esta conclusión varía; lo cual denota una mala práctica de la necropsia.
  3. En la investigación no se revisa la responsabilidad penal de los policías por no haber
    ofrecido atención a Leo durante el tiempo que estaba herido; si bien la PDHEG no
    menciona la ejecución extrajudicial, sí reconoce esta omisión como grave.
  4. En el levantamiento de los indicios se denota que había un golpe en la cabeza de Leo, lo
    que fue descrito en el informe de criminalística por Américo Cristóbal Álvarez González,
    pero no así en la necropsia, es decir, dicho perito fue omiso en establecer claramente
    esta lesión y la Fiscalía debió investigar exhaustivamente lo que hubiera reforzado los
    testimonios de los testigos, mismos que fueron desvalorados por Ramona Álvarez.
  5. No existe ni se acredita por parte de la actuación de los Elementos de Seguridad
    Publica, alguna legítima defensa como lo refiere la Fiscalía, además de que existen
    múltiples de contradicciones en los dichos de los policías, que deberían haber sido
    investigadas por la Fiscalía con pruebas científicas, ya que ello restaba credibilidad a su
    dicho.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: