Reos padecen actos denigrantes en el Ceprereso de Valle de Santiago

En fechas recientes,  se han reportado disturbios al interior del penal de Valle de Santiago, las autoridades señalan las causas son las nuevas restricciones implementadas por la Secretaría de Seguridad Pública para evitar la propagación del Covid-19, reos denuncian viven en condiciones infrahumanas, exigen la intervención de Derechos Humanos.

En palabras del familiar de un reo recluido en el Cereso Mil de Valle de Santiago, los custodios denigran a los presos con alimentos echados a perder o con castigos severos a quienes solicitan hacer valer sus derechos.

“El trato que reciben por parte de los custodios es el peor que puede imaginar, (los reos) son golpeados por exigir sus derechos, en ocasiones la comida es pésima, eso sin contar que les han llegado a dar de comer alimentos echados a perder, en pocas palabras la alimentación que reciben es precaria, tanto que me comenta que un animal se lo comería, todo esto es como represalia si exigen algo que por derecho les corresponde, aparte de recibir este tipo de tratos, en ocasiones los aíslan encerrandolos en celdas oscuras por un tiempo, sin agua o alimento como forma de castigo”(sic)

El 14 de Abril las autoridades desmintieron los hechos denunciados por los reos y sus familiares en los que señalaban amotinamientos al interior del penal, en un comunicado de prensa emitido por el Gobierno del Estado confirmaron el día de 9 de Abril a las 17:40 hrs, se suscitó una riña entre internos, con un saldo de 5 lesionados; aseguran en todo momento existió control y orden por parte de los guardias de seguridad penitenciaria. 

 

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS FIJA MEDIDAS PREVENTIVAS EN LOS CERESOS Y CEPRERESOS  ANTE PANDEMIA DE COVID-19

La Comisión de los Derechos Humanos señaló una serie de seis lineamientos para prevenir la propagación del Covid-19 en los Centros de Reinserción Social.

Primero, se debe “elaborar un plan a fin de mantener informada a la población penitenciaria, visitantes y personal penitenciario sobre las acciones que han de adoptarse de acuerdo a la evolución del padecimiento”.

Luego se tiene que “informar a la población penitenciaria, visitantes y personal que ahí labora sobre las medidas preventivas que deberán adoptarse para evitar el contagio”.

También se debe “establecer un programa de seguimiento sobre las últimas novedades en relación con el Covid-19, y seguir los consejos que emitan las autoridades prestadoras de los servicios de salud del ámbito local y federal sobre las medidas de protección”.

De igual forma se tiene que “sensibilizar a los visitantes y personal penitenciario sobre las zonas de mayor peligro; en la medida de lo posible evitar desplazarse a estas zonas a fin de evitar el contagio”.

La CNDH también pidió al sistema penitenciario que “se doten en la medida de lo posible de productos necesarios, entre los que encuentren agua y jabón, a fin de atender, además, de la población penitenciaria, visitantes y empleados, a aquellos grupos que por situaciones especiales de edad (niños o adultos mayores) o de salud (con enfermedades crónico degenerativas) tengan un mayor grado de riesgo para el contagio de este tipo de virus”.

Y por último, “en caso de que se detecte algún cuadro sospechoso en algún centro de reclusión, se deberá informar de manera inmediata al personal médico con el fin de que realice un diagnóstico específico, y en caso de un probable caso de Covid-19 notificar a la Autoridad de Salud correspondiente, a fin de confirmar o descartar el mismo y en su caso, determinar las medidas correspondientes”.

En los CERESOS del estado de Guanajuato se limitaron las visitas familiares a solo una vez por semana en sábado o domingo, además de suspender las visitas conyugales y el ingreso de cualquier tipo de alimentos.

CERESO MIL, CÁRTELES  COLOCAN EN LA MIRA A CUSTODIOS Y DIRECTIVOS

Un ataque a custodios del Centro de Readaptación Social (Cereso) Mil en el municipio Valle de Santiago, Guanajuato, arrojó como resultado dos personas muertas. Los hechos ocurrieron en Diciembre del 2019 en la carretera estatal Valle de Santiago-Pueblo Nuevo, a escasos 150 metros de la entrada de dicha prisión, cuando las víctimas supuestamente salían de sus horarios laborales. Los cuerpos de los occisos fueron localizados en la comunidad Guadalupe, donde también se encontraba un vehículo Jetta, color azul, con balazos en el parabrisas y otras partes de su carrocería.

El 11 de  febrero de 2019, el jefe de la penitenciaria del CERESO Mil fue asesinado mientras viajaba en su automóvil cerca del camino a Barrio Nuevo en Guanajuato capital. Su hijo, quien lo acompañaba, resultó herido de bala.

 

En septiembre del mismo año, otra agresión a custodios dejó a cinco personas sin vida, mientras eran trasladados en la carretera que va a Pueblo Nuevo. Uno de los custodios que resultó herido de gravedad, narró a los elementos policíacos que llegaron en su auxilio que al ir circulando por la carretera fueron emboscados por tres vehículos desde los que empezaron a dispararles, respondiendo ellos a la agresión. Un mes después, un guardia asignado al mismo Cereso, fue ultimado al interior de su vivienda en Pénjamo.

El 23 de Marzo del 2020 cuatro custodios fueron atacados en el municipio de Pueblo Nuevo cuando se dirigían a sus domicilios en el municipio de Pénjamo, dos custodios fallecieron en el lugar y otros dos resultaron lesionados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: