Delitos rompen cifras récord

San Miguel de Allende.- Es ya el 2019 el año más violento en la Ciudad Patrimonio de la Humanidad y recién nombrada por un periodo como Capital Americana de la Cultura. Durante el periodo Enero-Septiembre, la Fiscalía General del estado de Guanajuato reportó 70 homicidios, el triple de los registrados los años anteriores, una cifra sin precedentes aún cuando el estado solo reporta el número de carpetas de investigación y no las víctimas.

Según el informe mensual de incidencia delictiva del fuero común elaborado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública,  del 1 de Enero del 2019 al 30 de Septiembre del mismo año, se reportaron 70 carpetas de investigación por homicidio, sin embargo la cifra supera las 100 víctimas debido a que en muchos casos se registró más de una víctima en cada hecho de violencia.

IMG-20191108-WA0009IMG-20191108-WA0007IMG-20191108-WA0011

Durante el mes de enero se registraron 5 carpetas de investigación por homicidio, en febrero 6 , marzo y abril 9, en mayo 12,  en junio 8, julio solo 4 averiguaciones, agosto con 6 y septiembre 10, lo que representa un total de 69 carpetas de averiguación por homicidio más el feminicidio de Francisca Aguirre Hernández, estudiante originaria de Celaya cuyos restos fueron localizados en la Carretera San Miguel de Allende a Guanajuato a la altura del Fraccionamiento La Esmeralda.

De los 69 homicidios, en 59 estuvieron  involucradas armas de fuego y en solo 3 casos armas blancas, durante las fechas más recientes se vieron involucrados “otros elementos” lo que habla de tortura hacia las víctimas, principalmente  en los casos donde aparecieron adolescentes asesinados en caminos de terracería fueron los golpes el método para asesinar (7 casos).

También la cifra de personas lesionadas aumentó considerablemente, en este 2019 se reportan hasta el mes de Septiembre 15 personas lesionadas por disparos de arma de fuego y 20 por arma blanca.

IMG-20191108-WA0010IMG-20191108-WA0008

Otro de los rubros que preocupa a la ciudadanía son los robos con violencia, en el caso del robo a casa se han reportado 10 casos. Según la definición jurídica el robo con violencia comprende tanto los realizados con la intimidación amenazante o fuerza física en las personas como los cometidos empleando fuerza en las cosas, como ejemplo saliente de estos últimos se pueden citar los facilitados mediante: fractura o rompimiento de objetos para llegar a la cosa que se desea robar; horadación, o sea la ruptura de paredes, techos divisiones; excavamiento; empleo de llaves falsas, ganzúas o instrumentos de la misma naturaleza.

En el caso de robo con violencia de vehículo, se han reportado también 10 casos, aunque la mayoría se suscitaron en los primeros meses del año (enero y febrero se reportaron 3 casos en cada mes); esta disminución se entiende debido a los operativos que iniciaron en el mes de febrero para inhibir el delito en las principales vías de acceso a la ciudad después de documentarse varios asaltos a turistas.

Empero en el caso de robos a negocio la cifra va en aumento. En los meses de Enero, Febrero, Marzo y Abril solo se documentó un caso de robo con violencia, mientras que en Mayo, Julio y Septiembre se triplicaron los casos en promedio.

IMG-20191108-WA0013

En el mes de marzo también se documentó un caso de robo con violencia a transeúnte.

En referencia al robo sin violencia, durante los 9 meses  de este 2019 se reportan 205 robos a casa, 93 robos de vehículo y 105 robos a negocio.

En el ámbito de los delitos sexuales, se han denunciado 40 casos de abuso sexual (jurídicamente el abuso sexual es la realización de actos atentatorios a la libertad sexual de otra persona, sin violencia ni intimidación y sin el consentimiento de la víctima) y 34 casos de violación simple (jurídicamente la violación simple  consiste en acceder carnalmente por vía vaginal, anal o bucal a una persona mayor de catorce años, ya sea usando fuerza o intimidación, aprovechándose la incapacidad de la víctima para oponer resistencia o que se halle fuera de sentido, o abusando de enajenación o trastorno mental de la víctima.)

IMG-20191108-WA0012

EXTORSIONES OBLIGAN A CERRAR NEGOCIOS

Adrián* era el propietario de un negocio fructífero en San Miguel de Allende, una cantina con más de 50 años de historia que le fue heredada por su abuelo. El negocio le daba para mantener un modo bueno de vivir, hasta que en el mes de Agosto varios sujetos llegaron hasta el establecimiento con una maleta llena de droga para forzarlo a distribuirla entre sus clientes.

Adrián pensó durante varios días la amenaza, le señalaban que si no accedía a vender la droga, se “atuviera a las consecuencias”, por lo que decidió cerrar el negocio pensando en el futuro incierto de su familia al participar de negocios ilícitos.

El exempresario de 41 años de edad ahora labora en  la albañilería, pues al estar al frente del negocio no le dio tiempo para actualizarse en la carrera que había estudiado 20 años atrás. “Mis hijos estaban acostumbrados a vivir bien, los llevaba a escuela de paga para que salieran adelante y de pronto todo se vino abajo, mi esposa sale a vender productos por catálogo, ella también colaboraba en la cantina, no me avergüenza ser albañil ahora, me hubiera más avergonzado vender droga y que en algún momento llegara a manos de mis hijos”.

SIN MOTIVO NOS DESTRUYERON LA VIDA

Ana* no puede olvidar aquella noche de Febrero “Esa noche ya estaba a punto de cerrar la tienda, de pronto vi pasar una motocicleta a toda velocidad hacia arriba de la calle pero yo seguí metiendo los bultos y las cajas que ponemos en el acceso, al par de minutos la misma motocicleta bajó a toda la velocidad y abrió fuego contra todos los que estábamos, yo me alcancé a tirar al piso al igual que los demás, afortunadamente solo me dieron dos balazos, me pareció una eternidad la lluvia de balas. Pasé 20 días en el hospital con una bolsa en el estómago y varillas en la extremidad. Aún llevo la bolsa de colonoscopia y debo ir cada semana a consulta, tal vez en unos 2 meses me retiren las varillas en la extremidad que me quedó destrozada por las balas”

Ana es una empleada de una tienda de abarrotes que fue atacada en el mes de Febrero, nadie murió en el ataque pero por seguridad cerraron el establecimiento, gracias al apoyo en gastos médicos por parte del gobierno del estado ha sobrellevado la situación pero tener 8 meses sin poder trabajar y con los gastos para acudir a recibir atención médica dice no tener dinero para seguir subsistiendo.

Cada mes acude a la Fiscalía para solicitar avances en la investigación pero solo ha recibido excusas, “la última vez que fui me dijeron que tienen muchas carpetas de investigación pero que siguen trabajando para identificar a  los responsables, ni ellos saben porqué nos atacaron, para ellos nosotros somos los culpables pero nunca he hecho algo indebido”.

* Los nombres se cambiaron por seguridad

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: