Pese a detención de extorsionadores, continúa cobro de piso

San Miguel de Allende. – Comerciantes del tianguis de los martes externaron el miedo con el que trabajan después de que sujetos presuntamente miembros de un cartel les exigieron cobro de piso, dos de los individuos fueron detenidos sin embargo, la alcancía de “limosnas” continúa y son obligados a depositar cooperación.

El martes 9 de Julio, dos sujetos fueron capturados en el tianguis de los martes, después de ser señalados por los comerciantes como cobradores de piso. Los sujetos llevaban un arma y una libreta, en ella ya tenían todos los datos de cuantos metros ocupaba cada comerciante y el nombre del responsable.

Aún con miedo, denunciaron el hecho a las autoridades quienes lograron su captura mientras extorsionaban.

Sin embargo, hasta el momento no han presentado denuncia formal pues aseguran no sólo eran los dos sujetos, sino que otros los protegían y menos pueden confiar en las autoridades.

“Si vinieron, traían una mochila con nuestros nombres, ellos ya traían cuanto nos tocaba de cuota, a las señoras de los nopales les cobran $100 o $150 dependiendo del tamaño del puesto, a mi me dijeron que me tocaban $300, pusieron un buzón en la plancha de enmedio para echar el dinero, los cabrones todavía lo pusieron junto a la virgen y dice limosnas, es un buzón grandote, como de un metro; y si los agarraron pero nadie quiere denunciar, detrás de ellos hay mucha gente, y los policías lo saben”

El buzón en efecto se encuentra en la plancha de enmedio, la gente pasa por el de manera normal, igual que los policías quienes solo voltean para ver la gente lleva bolsas de dinero al buzón.

Se acerca una señora humilde, temerosa echa una bolsa con billetes y monedas, a lo lejos un grupo de hombres la observa, cada uno lleva una mochila, uno de ellos anota en su libreta y sonríe a sus compañeros, todo esto ocurre mientras tres mujeres policía se detienen en un puesto de protectores para celular, a unos 5 metros del buzón.

No pasan ni tres minutos cuando llegan otros dos hombres a depositar su “limosna”, uno introduce al buzón una bolsa negra y otro una bolsa de asa azul con una cantidad incierta de dinero.

Las personas voltean a ver temerosas al darse cuenta que tomé varias fotografías, una señora se acerca para decirme que la virgencita está preciosa mientras decido retirarme.

Pocos de los comerciantes se atreven a hablar y ninguno se atreve a denunciar, dicen de seguir así preferiran ya no acudir a vender, pues entre el pago a Servicios Públicos, líderes de tianguis, al municipio por las mejoras (todos deben cooperar para el techado) y a la FGR para evitar operativos, ya poco les queda de ganancia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: