Muriendo en vida

Mientras la población se encuentra distraída con la inercia de las actividades cotidianas de sobrevivencia, parece ser que las fuerzas que en años anteriores han dedicado sus esfuerzos en alterar la vida comunitaria de nuestra población hoy se esmeran en dar una estocada crucial a la poca estabilidad que nos mantiene unidos.

Durante la campaña electoral -recientemente pasada- se escuchó a distintos candidatos hacer mención del PMDUOET (Programa Municipal de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial), instrumento que –con bases científicas- deba analizar la aptitud del territorio, es decir, conocer a detalle la capacidad que tiene cada rincón del municipio, de manera que bajo un enfoque de seguridad y sustentabilidad se logre favorecer undesarrollo integral de la población sanmiguelense; entiéndase bien, de la población sanmiguelense más no solo dar certeza y seguridad a las inversiones que se hagan en el territorio. De esta manera el ejercicio de planeación deba servir para regular las acciones e intervenciones que se hagan en el municipio, sin embargo, también deba ser un instrumento que reconozca e identifique algo primordial a manera de ejercicio de planeación, identificar y conocer los distintos riesgos (sociales, ambientales, hídricos, etc.) que existan, de manera que se asuman decisiones, planes, programas y políticas públicas que garanticen la integridad de la población sanmiguelense.

Hoy, a escasos días de que se lleve a cabo un “cambio” en el gobierno local encontramos una serie de esfuerzos de la autoridad por consolidar distintos proyectos, planes y programas que lejos de garantizar el desarrollo armónico e integral de la población sanmiguelense da muestras de un servilismo de la clase política hacia intereses económicos que han transformado en una mercancía nuestra identidad y cultura. Sí, los mismos personajes que hoy pretenden usar a la autoridad local como títere para que asuma el costo político del intento de privatizar el espacio público. Eventos como los llevados a cabo por la iniciativa privada -hace poco- en las canchas del Parque Juárez, las
bodas que interrumpen el tránsito en el centro, los intentos por operar un sistema virtual de parquímetros, el esfuerzo voraz de promover a San Miguel de Allende, así como otros tantos aspectos, son un claro ejemplo de la gran irresponsabilidad de cómo la autoridad local coludida con el poder económico ha tergiversado el concepto de bienestar. Hoy se percibe que “los sanmiguelenses le estorbamos al turismo”; pero no debamos preocuparnos –dicen los impulsores del actual modelo de desarrollo-, porque “el ‘excedente’ del producto de nuestro esfuerzo nos permitirá acceder a bienes y servicios que favorezcan nuestra calidad de vida”. La realidad nos está alcanzando y al darnos cuenta que el jardín principal, las calles del centro, el parque y muchos otros espacios se han convertido en productos de consumo (espacios disponibles al mejor postor) se empieza a hacer evidente que estamos perdiendo todo aquello que nos permitió generar felicidad. Empezamos a darnos cuenta y con profundo dolor que sólo seremos (nosotros y nuestros hijos) un instrumento para el enriquecimiento de un grupo muy reducido de personas.

En este momento que tú lector avanzas sobre el presente escrito, se está llevando la consulta al PMDUOET antes mencionado, instrumento que deba definir qué se puedo y qué no se puede hacer en nuestro territorio. Sin embargo, deberás contar con un conocimiento técnico sofisticado para poder elaborar un comentario –sustentado- que incida en garantizar que tus observaciones sean valorados y reflejadas en el mismo. Para efectos de lo anterior es necesario que consultes:

http://implansma.gob.mx/programa-municipal-de-desarrollo-urbano-y-de-ordenamiento-
ecologico-territorial-de-san-miguel-de-allende/ e intentes opinar.

Por otro lado, también se pretende llevar a cabo una consulta de un supuesto Plan de Movilidad que nadie conoce, ni siquiera los integrantes del Consejo de Movilidad –integrado por ex presidentes, extranjeros, pero además, curiosamente presidido por una persona que vive en Querétaro y que no conoce nuestra realidad-. Sí, otro Consejo a modo que no representa los intereses de la población sanmiguelense.

Aunado a lo anterior también circula una “invitación” para asistir a Foros Públicos para tratar de retomar el tema de parquímetros. Tal parece que la autoridad no logra entender que la ciudadanía se movilizó y dejó manifiesto que lo anterior no es la voluntad de los representados, que dichos esfuerzos –a manera de esfuerzo de gobierno- sólo inciden en rasgar el “tejido social”, ese que durante la campaña electoral se mencionaba que habría que reconstruir. Hoy nos hemos dado cuenta que ante la poca aceptación de distintos actores políticos, estos buscan echar al ruedo a aquellos que sacrificarán su carrera política, pero que seguramente serán recompensados de alguna manera.

Hoy resulta alarmante que ante la urgencia de aprobar planes, programas y proyectos se acuda a la amenaza y a la manipulación; el panorama descrito por algunas personas va en el sentido que vuelven a surgir los señalamientos de “ingratitud” que no sólo se utilizaron durante la contienda electoral, sino que hoy se vuelven a utilizar como herramienta de dominación sobre aquellas personas que no sólo vendieron su voto, sino que hoy entregan el territorio y las vidas de todas las personas que lo habitamos a personas sin escrúpulos, personas con un enorme vacío, personas con una enfermedad muy grande llamada avaricia.

¿Tu de qué lado de la historia quieres estar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s