Menor de 12 años sufre secuestro virtual en Guanajuato Capital

La mañana del lunes 22 de Enero, Emiliano, un menor de 12 de edad de Guanajuato capital recibió una llamada intimidante, bajo amenaza fue obligado a salir de su domicilio, comprar un celular nuevo y huir del municipio.

Horas de angustia vivío la familia de Emiliano luego de recibir varias llamadas en las que aseguraban había sido secuestrado.

De inmediato los familiares solicitaron apoyo en redes sociales donde les informaron haberlo visto entre 4  y 6 de la tarde en una plaza comercial. A la par de la denuncia en redes sociales se solicitó el apoyo de las autoridades, logrando rastrear la llamada hasta Tamaulipas, en un penal de aquel estado.

Por la mañana del 23 de Enero se activó la alerta amber (America’s  Missing:  Broadcasting  Emergency Response) un protocolo por medio del cual se motiva a la ciudadanía a través de  medios como televisión, radio, correo electrónico, pantallas electrónicas, entre otras; para que apoyen en la localización de un menor.

Personas de varios municipios y estados comenzaron a difundir la imagen de Jesús Emiliano, en su ficha de búsqueda mencionaban llevaba un pans azul y camisa del  mismo color con distintivo del equipo de Waterpolo.

Fue así que siguieron la pista de Emiliano, a través de cámaras de seguridad se percataron de que adquirió un celular con el cual mantuvo contacto con el extorsionador, el mismo hombre que solicitaba a su familia el rescate.

Horas más tarde fue localizado en el municipio de Silao, hasta donde fue obligado a trasladarse para que no dañaran a su familia.

Agentes de la Procuraduría de Justicia del Estado acudieron por él para trasladarlo con su familia a Guanajuato Capital, donde se reencontró tras 26 horas de angustia.

El caso de Emiliano se suma al sufrido por una madre de familia y su hijo la mañana del 25 de Diciembre en Celaya, donde fueron obligados a salir de su domicilio y trasladarse hasta San Luis Potosí, siendo “rescatados” varios días después.

Familiares del menor agradecieron todas las muestras de apoyo de la ciudadanía y  la actuación de los elementos de la policía de investigación, así mismo compartieron una serie de recomendaciones para evitar otras familias padezcan la misma situación:

Si llega usted, o algún familiar a estar en una situación similar por favor, tome en cuenta la siguiente información:

1. Realice una búsqueda inicial con familiares, amigos, conocidos, gente del entorno que habitualmente frecuenta la persona desaparecida y no deje de intentar contactarlo(a) vía telefónica. 
2. Una vez que tenga conocimiento del hecho (es decir, que reciba llamada pidiendo dinero) acuda ante la autoridad competente a realizar la denuncia correspondiente.
3. Tenga a la mano fotografías actuales de la persona desaparecida.
4. UTILICE CORRECTAMENTE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN A SU ALCANCE. Publique la búsqueda de la persona desaparecida y solicite el apoyo de la sociedad en difundir la información, entre más gente sepa que están tratando de localizar a su familiar será más fácil obtener algún dato o información.
5. Confié en la actuación de la autoridad, se cuentan con los medios correctos para poder atender estas emergencias (vídeos de cámaras de vigilancia, cámaras privadas y de seguridad de negocios). Rastreo por satélite de equipos telefónicos y muchos elementos policíacos para búsqueda a pie.
6. Apoye a la autoridad, siempre que no se entorpezca la investigación. 
7. Si vuelve a recibir llamadas del extorsionador, no conteste y mantenga informado al Ministerio Público
8. Sea paciente y siga los protocolos que marca la Procuraduría.
9. Actualice en redes sociales avances (positivos o negativos) o la localización de la persona, para evitar que se difunda información falsa.

Es importante señalar, que en caso de los menores, es necesario explicarles la responsabilidad que conlleva portar un celular, muchos papás lo otorgan para poder localizar o saber de sus hijas o hijos, pero también implica hablar con ellos y darles información de cómo reaccionar en caso de recibir llamadas de este tipo, recordemos que sólo son niños y son altamente vulnerables en su estado emocional.

La  Procuraduría insiste y estamos de acuerdo; la primera acción debe ser preventiva, plática con los menores de estas llamadas de extorsión que desgraciadamente van en aumento, si llegan a recibir alguna llamada amenazándolos con matar o dañar a algún miembro de su familia si no hacen lo que les piden, díganles que cuelguen y llamen al 911 o de preferencia busquen a un adulto y acudan a la autoridad competente.

Sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s