Hablemos de política

Estamos de vuelta después de una semana de vacaciones y es momento de hablar de los muertos, todos celebramos la visita de aquellos que se fueron y a quienes por lo menos una vez al año recordamos que han sido  parte de nuestra vida. Pero ¿cómo un país con tan alta cifra de homicidios y niveles de delincuencia se puede reír de la muerte?  sencillo, vivimos entre muerte, dicen que México está herido de muerte, huele a  tragedia, ¿quien se atrevió a intentar matar a México? lo está matando día con día la indiferencia, la corrupción, el poder, la falta de participación ciudadana, el egoísmo y la sordera institucional.

Ya lo decía José Alfredo Jiménez “en Guanajuato, la vida no vale nada” y tal parece que así es, para las autoridades estatales la vida no vale nada, “solo se matan entre delincuentes” “Guanajuato sigue seguro con una tasa por debajo de la media nacional” y es seguro porque cada quien usa la “tasa” que quiere para medir la delincuencia, así como miden las “mejores ciudades del mundo”, cada quien toma lo que quiere tomar y hace las cosas a su modo, para explicarlo un poco más sencillo es como decir que en Guanajuato hay 136 homicidios pero en otro estado hay 240, lo que convierte a Guanajuato en un estado tranquilo, pero sin comparar que tal vez el otro estado tiene el triple de habitantes que Guanajuato y claro que así será el más seguro. Y si comparamos a Guanajuato con Guerrero, Tamaulipas o Michoacán seguro ellos viven peor situación de inseguridad, sin embargo, la joya turística y arquitectónica de México se está bañando de sangre y lo peor de sangre inocente, tan solo en el año han muerto 6 niños en hechos delictivos (4 de ellos en San Miguel) ¿ellos eran culpables?¿andaban en malos pasos?. Guanajuato urge de ayuda, y no militar, urge que los encargados de la seguridad se dejen de saciar de poder y dejen de pensar que tienen la verdad absoluta, urge que aquellos, los de arriba, que tengan nexos con los delincuentes se vayan, urge que los ciudadanos no tengan miedo de denunciar, pero urge de verdad, en lugar de tapar lo que todos vemos y acusar de “querer incendiar el estado”, hagamos bien nuestra labor, que cada quien sabe de qué pata cojea.

Y hablando de cojear, en San Miguel hay muchos que cojean (además de Luis Alberto Villarreal)  y hablamos de nuestros amigos de Servicios Públicos Municipales y su encargado Alfonso Sautto, quienes en Noviembre de hace 2 años anunciaron una inversión millonaria para la colocación de botes, y después a principios de este año volvieron a ocupar una partida para comprar -de nuevo- botes de basura que ahora sí vimos pero que no sirvieron de mucho, debido a que no tomaron en cuenta que lo que más desechan en la vía pública son botellas, vasos y elotitos para los que dejaron una abertura de solo 4 cm, tal vez creyeron que en San Miguel solo se desechaban Kleenex, con eso de que nuestros servidores públicos se la pasan fingiendo llanto en público; y ahora, la nueva empresa también dice invertirá en botes de basura, que según versiones de los encargados se instalarán antes de navidad ¿quien auditará esas compras? ¿cuántas veces pagaremos los ciudadanos por botes de basura? ¿cuentan los que dieron de mimbre por la inversión millonaria utilizada? son preguntas que tal vez nadie nos responda, o que dejen al descubierto los que lleguen al gobierno en el próximo año si es que se da la alternancia,  aunque los ciudadanos ya no confiamos en que paguen sus errores, la corrupción es enorme,  saben que no les pasará nada a pesar de los “negocios” turbios que hacen.

Ya me voy, ya me despido, prometiendo regresar pronto, no sin antes despedirme con una tradición, la calaverita de este año para nuestra ciudad:

Dicen que San Miguel de Allende
es la mejor ciudad pequeña del mundo
pero el pueblo tenemos mil problemas
aunque hermoso es no lo dudo
En San Miguel la calaca 
todos los días por las calles se pasea
algunas veces vestida de colores
y en otras como guardia de un muertito
según ella gustosa lo desea
Dicen que se lleva a puros jóvenes
que han hecho pacto con ella
la verdad no respeta culpables o inocentes
sino quien complete su cielo de estrellas
Cada año se confunde entre la gente
en festivales que han traído los gringos
usa traje charro y fino lente
baila con catrines y unos que otros pingos
Dice que San Miguel le ha gustado
por su tranquilidad y sencillez
pero de compras se va a otro lado
donde consigue el outfit para su delgadezvoto

Trotando con fino galope 

por San Miguel se pasea la muerte 

va buscando a quien llevarse 

para su fino gusto y deleite 

 

Miguel Ramirez (noticiasconvalorsma@gmail.com)

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: