Del sueño americano a la pesadilla

Cada semana centenas de indocumentados, hombres, mujeres y niños, tratan de cruzar ilegalmente a Estados Unidos en búsqueda del sueño americano; cada año cientos de ellos morirán en el intento y otros permanecerán en el olvido como “desaparecidos”. Los métodos para cruzar son varios, por el desierto, en trailers, vehículos, por avioneta e incluso en la línea por la aduana.

Ser ilegal no es fácil, en un país que cada vez endurece más sus políticas migratorias y donde se persiguen a los ilegales como delincuentes peligrosos aún cuando sean parte fundamental y esencial de la economía.

Durante el mes de Julio causó gran impacto la muerte de 10 de ellos, 10 ilegales que murieron asfixiados en un trailer, “el trailer de la muerte”, 21 más resultaron lesionados con graves daños permanentes, que dejarán huellas de por vida.

Muchos de los que viajaban en aquel trailer lo hacían huyendo de la pobreza, la marginación, los cárteles de la droga, persiguiendo un sueño, aún a sabiendas del riesgo que ello implicaba. La mayoría eran jóvenes que, sin estudios, buscaban un empleo que les garantizara un “modus vivendi” decoroso, sin las limitaciones con las que crecieron, y con, por lo menos, para medicinas si alguien se enfermara, según relata María¹, madre de uno de los migrantes que permanecen hospitalizados, quien recuerda con tristeza en sus ojos cómo su hijo tomó la decisión de viajar a Estados Unidos siendo un joven de tan solo 14 años de edad, al ver morir a su sobrino por falta de dinero para los medicamentos del menor, con el paso del tiempo se le hizo costumbre estar en el otro lado hasta que fue deportado en el 2016, no soportó vivir en México y ganar solo $500 a la semana.

Pocos imaginan lo que sucedió en las 14 horas que permanecieron dentro del camión, solo recuerdan que aquello era un caos, mientras unos se turnaban para respirar por un pequeño orificio, otros tomaron lo primero que encontraban para tratar de sobrevivir, bebieron sudor de sus prendas, anticongelante que encontraron en una garrafa dentro del contenedor, otros más se liaron a golpes hasta el punto de matar a uno de ellos con tal de tener mayores posibilidades de subsistir; el camión llevaba tres grupos de personas que subieron en distintas casas de seguridad, 14 horas permanecieron encerrados los que tenían mayor tiempo, 10 horas los que estuvieron menos tiempo.

Entre aquel caos y desconcierto también se dieron historias de fortaleza y apoyo, tal es el caso de dos hermanos, el mayor le dio respiración boca a boca a su hermano menor hasta quedarse sin aliento, gracias a ello ambos lograron sobrevivir.

Actualmente el costo por cruzar la frontera va de los 20  mil a los 110 mil pesos, mientras los gobiernos acusan al presidente de Estados Unidos por complicar las políticas migratorias sin tomar parte en el problema que nace en nuestro país con la pobreza, el desempleo y la delincuencia.

[1] Maria, su nombre fue cambiado por seguridad

TEXAS-CADAVERES EN CAMION
Una cinta de la policía rodea el sitio donde fueron halladas ocho personas muertas y al menos 30 sobrevivientes en un remolque estacionado en el estacionamiento de una tienda Walmart en San Antonio, el domingo 23 de julio de 2017. (AP Foto/Eric Gay)

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s