El miedo los atrapó

La noche del 13 de Enero el miedo atrapó a Antonio y su familia, pero también a toda una comunidad que ahora desconfía de las autoridades, tras varias omisiones en el caso que dan pauta a la duda  en contra de los tres niveles de gobierno. Antonio ya fue sentenciado, purgará una condena de 16 años y 8 meses por el homicidio de sus tres hijos, nadie será juzgado por provocar el temor que presuntamente lo orilló a asesinarlos.

Adrián, Mateo y Gabriel murieron el 14 de Enero a las 2 de la mañana en un predio ubicado en Ampliación de la Cieneguita en la Carretera San Miguel a Dolores, minutos antes de las doce de la noche una balacera despertó a la familia Luna que acostumbraba acudir a la propiedad del señor Cipriano, sitio donde el Señor Antonio laboraba  como velador.

El lugar fue acondicionado para que los niños durmieran, en lo que  un par de años atrás sería un centro nocturno y tras encontrarse en litigio quedó en el abandono. Una parte del predio fue rentado los días primeros de enero a un par de personas que arribaron al lugar para pedir les rentaran un pedazo donde dormir, el dueño accedió ante la insistencia sin solicitar documentos ni realizar contrato alguno.

La noche del 13 de Enero llegó la familia Luna al lugar después de pasar a la tienda por golosinas para ver televisión y cenar. Pasadas las 11 de la noche los tres menores se quedaron dormidos, hasta que una ráfaga de disparos cortó su sueño y  más tarde su vida.

A las 2 de la mañana y luego de más de dos horas de balas de alto calibre, el miedo invadió a la familia, según declaración obrada en el expediente,  Juana y Antonio llamaron decenas de veces a los sistemas de emergencia quienes prometieron siempre “ir en camino”, la familia no pudo acercarse al salón, aún cuando su hermano de Antonio vive a solo unos 100 metros de la propiedad, menos la familia de Juana que vive a 10 minutos del lugar en la Colonia San Luis Rey.

Rendidos al pedir auxilio y con sólo un arma calibre .22 para defenderse, Juana y Antonio tomaron la decisión fatídica que cambió sus vidas, el arma contaba con 6 balas, decidieron que cada miembro de la familia recibiría una para evitar un dolor mayúsculo al ver morir a sus hijos en manos de delincuentes.

Mateo, el más pequeño murió a las 2 de la mañana, Adrián y Gabriel minutos después. Según testimonios de los oficiales del Grupo GERI que ingresaron a las 2:34 am, Antonio les disparó a los oficiales en dos ocasiones y después apuntó con su arma a Juana, la reacción “oportuna” de los oficiales logró desarmarlo sin que le causara daño, aunque según testimonios privados, era parte del pacto para evitar dolor.

La historia desde aquel momento se volvió turbia, las autoridades ocultaron el hecho por motivos aún desconocidos, la mañana del sábado 14 de Enero en redes sociales se hablaba de la balacera, mientras las autoridades guardaban silencio, fue hasta el 15 de Enero que se descubrió el hecho y el país se conmocionó.

Las preguntas comenzaron a surgir: ¿Quién inició la balacera?¿Como un velador con solo 6 disparos le dio batalla por dos horas a Agentes de Investigación Criminal que allanaron el lugar luego de recibir una denuncia por un reporte de gente armada? ¿Porque no hubo detenidos, si en el lugar había elementos de los tres niveles de gobierno?¿Quién mató a los hermanos Luna? ¿Porque el sistema de emergencias no les brindó la información puntual y oportuna sobre cómo actuar ante la situación que estaban viviendo?¿Quienes eran los hombres que huyeron?

Las autoridades se limitaron a responder quien mató a los hermanos Luna, fue Antonio respondieron, causando el enojo de una comunidad que olvidó por un año las celebraciones a su héroe epónimo y cambió los claveles blancos en símbolo de paz por el grito de ¡Justicia!

El gobierno municipal intentó callar las manifestaciones con promesas a la familia, según palabras de Ricardo Villarreal “Antonio tendrá al mejor abogado, pero no ayuda al proceso hacer más grandes las cosas”, situación que con esperanza la familia accedió, fue así que en el Desfile Conmemorativo por el Natalicio de Ignacio Allende el pueblo exigió justicia, la policía municipal implementó operativos solo similares a los que se establecieron cuando hubo amenaza de explosiones durante la celebración del 15 de Septiembre, la familia de Antonio claudicó la “lucha iniciada por el pueblo” para pedir cesaran las protestas, mientras el alcalde, con lágrimas de frustración y enojo gritó que su pueblo no tenía madre.

Cada persona que en un momento levantó la voz regresó a casa, ahora con el miedo de haber sido fotografiado por un gobierno que por momentos se contagio de “Duartismo”, negociando silencios para no afectar la imagen de una ciudad turística, tomando datos y señalando a los líderes de un movimiento ciudadano iniciado por el dolor y compasión hacia una familia y encarcelando a los líderes de “desmanes que buscaban desestabilizar el gobierno por intereses partidistas”

Transcurrieron los meses, seis exactamente, solicitados por la defensa de Antonio para entregar pruebas de su inocencia, realizar peritajes y tratar de hacer lo mejor para Antonio. Así  se llegó el 19 de Julio, un día antes del plazo establecido, Antonio y su abogado se presentaron  a la audiencia solicitada, en privado llegaron a un acuerdo, se declaró culpable por el homicidio de sus tres hijos, negociaron la condena mínima de 16 años y 8 meses, además de pagar por reparación de daños una cifra superior a los 12 mil pesos, se le negaron sus derechos electorales además de que se le negó la libertad condicional, pasará casi 17 años en el CERESO de San Miguel de Allende.

Las demás interrogantes jamás serán respondidas, los otros culpables jamás estarán tras las rejas, unos de ellos huyeron del lugar, los otros “solo hacían su trabajo”.

Mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: